La salud es lo más importante a conservar… ¡asegúrala!

El buen tiempo y el calor han acabado, y con ellos las largas noches de verano en las terrazas, los días de estar en remojo hasta que se nos arrugan las yemas de los dedos, las bebidas bien frías… ahora vienen los meses de abrigarnos hasta las cejas, de días cortos y noches largas, de lluvia, viento y frío… y, con todo esto, llegan ellos: los resfriados y la temida gripe.

No valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos, es ley de vida. Cuando tenemos la nariz tapada y un pañuelo de papel nos acompaña a todas partes, echamos de menos la naturalidad con la que respiramos. Queremos quedarnos en casa tapados con una manta y mirando la película hasta que no podemos ni levantarnos de la cama. Nos apuntamos a planes por compromiso y, cuando no podemos ir porque la gripe nos lo impide, desearíamos estar en esa comida familiar, o en aquella excursión a la montaña, antes que tragarnos los mil medicamentos que nos receta el médico.

La salud es todo eso que tenemos sin hacer el más mínimo esfuerzo; eso que damos por descontado. Hasta que dejamos de tenerla

Ir al médico es difícil; tienes que pedir cita, organizarte la agenda, esperar…. Y, aun con la pereza que da todo esto, el año 2017, un 86,8% de españoles visitaron el médico de cabecera, según datos de la Encuesta Nacional de Salud elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra significa que cada vez hay más personas preocupadas por la salud, porque puedes perder un día entero yendo al médico, pero como dice el refrán, más vale prevenir que curar.

Unas cuantas cifras…

En España, un 21,97% de personas no se conforman con ir solo al Centro de Atención Primaria (CAP), según el informe elaborado por el proyecto Estamos Seguros, con datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras) y del INE. Estas personas prefieren mirar más allá y asegurarse, en el sentido más literal de la palabra, de que reducirán tiempo de espera para realizarse pruebas médicas o recibir el resultado de estas; de que podrán escoger los profesionales y los centros donde quieren ser atendidos y de que, entre otros, contarán con comodidades extras a la hora de ir al médico.

Las comunidades autónomas donde más personas tienen contratada una póliza médica son la Comunidad de Madrid, con un 34,34% de contratantes, seguida de Cataluña, que cuenta con un 31,11% de asegurados; las Islas Baleares, con un 29,23% y, finalmente, el País Vasco, con un 21,75%. En el resto de las comunidades autónomas las cifras también son altas, como en el caso de Andalucía con un 18,90%, o el de la Comunidad Valenciana, con un 16,24%.

Comodidad, rapidez y, sobre todo, tranquilidad

Contratar una póliza médica es mirar por el futuro; el nuestro propio, pero también el de todos nuestros seres queridos. Que ir a visitar el doctor no sea una odisea no es imposible o un sueño lejano. Se puede ir al médico y no cancelar media agenda del día por ello, o tener los resultados de nuestras analíticas, radiografías y TAC’s antes de que nos tengamos que hacer otras nuevas.

Un seguro médico es para todos, aunque se acostumbra a contratar en las edades comprendidas entre los 18 y los 55 años (un 20,64% de los jóvenes tienen una póliza médica contratada); la franja de edad en la que más personas buscan un seguro sanitario es entre los 36 y los 45 años, con un 20,89%, según Estamos Seguros. Puede que sea en esta edad cuando empezamos a darnos cuenta de la importancia de las pequeñas cosas de la vida, les cuales sabemos que no podríamos disfrutar si no estamos sanos y fuertes.

Te mereces sentirte bien

El Grupo La Mútua de los Ingenieros, a través de su correduría, Serpreco, quiere asegurar tu salud de la manera más completa y eficiente posible. Por eso, trabaja con las mejores compañías de seguros médicos con condiciones especiales para todo el mundo: mayores y jóvenes. Olvídate de las listas de espera y empieza a vivir sin que nada te frene.