Comunidades de propietarios: ¿es necesario contratar un seguro?

Los últimos datos del informe Estamos Seguros, elaborado por la patronal de seguros Unespa (2018), recogen que en las más de 840.000 comunidades de vecinos aseguradas en España, ese año hubo casi 1,2 millones de contratiempos.

¿Qué seguro escoger?

A la hora de valorar el riesgo de las comunidades de vecinos hay que tener en cuenta, más que la antigüedad del edificio, sus posibles riesgos imprevistos, ya que los daños más frecuentes equivalen a los producidos por el agua –filtraciones, atascos y lluvias torrenciales-, que coinciden también con los más caros: se produce un daño cada 43 segundos con un coste diario de 645.000 euros. Otros daños importantes son los causados ​​por fenómenos atmosféricos, la rotura de cristales, la responsabilidad civil y los incendios.

Por lo tanto cada comunidad debe valorar, con la ayuda de expertos, el capital que se cubrirá con el seguro de cada cobertura, para no caer en la infravaloración en el caso de declararse un siniestro (Infraseguro). Este hecho es importante que se mantenga actualizado y sea revisado anualmente, valorando el estado del edificio, el valor de sus bienes comunitarios y los posibles cambios en la póliza.

¿Es obligatorio?

La contratación de un seguro por parte de las comunidades de propietarios no es obligatoria en España, únicamente han legislado en esta materia las comunidades autónomas de Madrid, Valencia y Cataluña. Ahora bien, son muchos los expertos inmobiliarios que recomiendan la contratación de una póliza multirriesgo por las ventajas que genera ante posibles incidentes en edificios de viviendas y locales.

Desde Serpreco, la correduría de La Mutua de los Ingenieros, se ofrece un seguro multirriesgo para los edificios o propiedades de una comunidad de propietarios. Este seguro da respuesta personalizada y cubre las necesidades aseguradoras. De este modo, las comunidades de vecinos consiguen asegurar la propiedad con las garantías más básicas o las más completas, dependiendo de lo que se acuerde.

 Las Garantías Básicas como incendios, responsabilidad civil, defensa y fianzas o robo, entre otros, y las Garantías Optativas como son: daños causados ​​por aguas comunitarias, hurto o accidentes personales, las puedes consultar en este enlace.