Ante un accidente no vale cualquier seguro de responsabilidad civil

El pasado martes 14 de enero, a las siete menos cuarto, se produjo una explosión en una planta petroquímica, perteneciente a la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), situada en La Canonja (Tarragona). La explosión es considerada la más grave de los últimos diez años, ya que ha provocado tres muertos y siete heridos en diferentes estados de gravedad, además de una gran columna de humo visible a decenas de quilómetros de distancia.

Las causas de la explosión son todavía desconocidas y se están investigando. Protección Civil, por un lado, acusa a la empresa IQOXE de no seguir los protocolos de información, hecho que ha retrasado las evaluaciones de riesgos. No obstante, la empresa ha destacado en un comunicado que mostró “máxima colaboración” con los cuerpos de seguridad y los bomberos, coordinados en todo momento, y que se siguieron los protocolos. Tanto la empresa como la Generalitat, por separado, han iniciado investigaciones para determinar las causas y consecuencias de la explosión.

Imágenes de cámara térmica de drone de la zona incendiada. Fuente: Mossos

¿Por qué el óxido de etileno es tan peligroso?

La empresa petroquímica producía en grandes cantidades anuales (unos 140.000 Tm) un gas altamente inflamable, conocido como óxido de etileno, cuyo vapor resulta explosivo cuando se mezcla con aire.

El gas fabricado es utilizado para la elaboración de plásticos y polímeros. IQOXE fabricaba glicol (anticongelante para vehículos) y otros productos de polímero PET (un plástico utilizado en los envases).

El óxido de etileno, en una escalera de riesgos de 0 a 4 (siendo 4 el máximo), supone un 2 de riesgo para la salud, 3 de reactividad y 4 de inflamabilidad. Entrar en contacto directo con este producto puede producir irritaciones y problemas en el sistema nervioso.

¿Qué responsabilidades se pueden pedir?

Tanto las empresas como los profesionales que se dediquen a este tipo de actividades han de tener presente las posibles responsabilidades que comportan tanto su trabajo como sus actividades y el sector donde las desarrollan.

Inicialmente se ha apuntado a que el causante de la explosión y de los daños, en este caso, la empresa IQOXE presuntamente, debería de hacerse cargo de los daños provocados por la explosión, del incendio y las reclamaciones, así como del impacto y reclamación medioambiental, ya que se trata de una empresa química.

Pero no será hasta que se haga el estudio y el análisis del incidente que se valorará el motivo, causas y responsabilidades de los diferentes actores que han intervenido. Por tanto, no es descartable que otros profesionales* puedan tener cierta responsabilidad solidaria o subsidiaria por los hechos ocurridos.

* Tanto empresas, como profesionales técnicos que diseñaron la planta, el reactor que ha explotado o el tanque que contiene el dióxido de etileno, o responsables de coordinación de seguridad y salud, administradores de la empresa para velar por el buen funcionamiento y cumplimientos normativos, etc…

Monitores de agua instalados por los bomberos que refrigeran el tanque. Fuente: Bomberos

La importancia de contar con una cobertura aseguradora

La situación que ha sufrido IQOXE puede comportar para la empresa y los profesionales tener que responder por los daños causados a terceros con importes elevados. Por este motivo, es importante contar con un seguro a medida y con capitales adecuados al riesgo, la actividad y la profesión que se desarrollan.

En este caso y ante todas las posibles reclamaciones, la empresa y los profesionales responden con su patrimonio, lo cual hace necesario disponer de un buen asesoramiento en el momento de contratar fórmulas de transferencia de riesgo. Estas deben contemplar desde el seguro de la misma planta, como las de responsabilidades civiles de explotación por la actividad, la RC Medioambiental como emisor de contaminantes, la RC Profesional por los técnicos o la RC Directivos y Altos cargos que deben velar por el buen funcionamiento de la empresa.

Tan importante es conocer las diferentes soluciones y coberturas aseguradoras como disponer del capital adecuado para poder hacer frente a las reclamaciones.

El Grupo La Mutua de los Ingenieros dispone de la División de Empresas y Colectivos de su correduría de seguros, especializada en asesoramiento a empresas y profesionales para buscar fórmulas de transferencia de riesgo que velen por su patrimonio en situaciones desafortunadas.