5 motivos para contratar un seguro del hogar

Tener un escape de agua que inunde al vecino del piso de bajo, sufrir un robo o tener un pequeño incendio en la cocina son algunos de los incidentes más frecuentes que pueden ocurrir en una casa. Te sorprenderías de la cantidad de casos que suceden diariamente!  

La vivienda es uno de los bienes más importantes para las personas. Además, lo que guardamos dentro de ella supone casi el 100% de nuestras propiedades (materiales y recuerdos). Por esta razón, los motivos por los cuales es conveniente asegurar nuestra casa son muchos, tanto si eres propietario/a o inquilino/na.  

Si es tu casa de propiedad  

En España, tener un seguro de hogar no es obligatorio, salvo que la vivienda esté hipotecada. En este caso, el banco exige un seguro mínimo de cobertura de incendio por el importe del contenido del valor reflejado en la tasación.   

Para proteger bien nuestra casa, tenemos que pensar en el continente (edificio y estructura de la vivienda), contenido (todo lo que hay dentro: muebles, electrodomésticos, aparatos electrónicos, objetos personales…) y la responsabilidad civil (cubre daños materiales, personales y perjuicios económicos causados a terceras personas).  

Así, podíamos decir que los motivos para contratar un seguro del hogar para tu casa son: 

1. La responsabilidad civil: te permite estar protegido/da frente a los daños que el propio inmueble pueda causar a una tercera persona. Por ejemplo: un escape de agua que perjudica a los y las vecinos/as del piso de bajo o que caiga una maceta de tu balcón a la calle y haga daño a alguien.   

2. Daños materiales por accidente: con más probabilidad de la que imaginas se producen imprevistos domésticos que provocan daños en el hogar. Un atasco, una fuga de agua, la rotura de un vidrio, un destrozo en algún objeto, etc.,  son algunos ejemplos.  

3. Los robos: por desgracia, los robos están al orden del día en las viviendas y son más frecuentes de lo esperado, por lo cual, en caso de sufrir uno, el seguro responde por la pérdida de los bienes personales.   

4. Los incendios: debido sobre todo a problemas eléctricos, en España hay muchos incendios domésticos. Si esto ocurre, el seguro cubriría las pérdidas causadas. 

5. Fenómenos atmosféricos: una fuerte nevada o unas lluvias torrenciales pueden dañar nuestra vivienda. Con el seguro del hogar, la protegemos.   

 Si es tu casa de alquiler  

Para los pisos de alquiler, el/la propietario/a de la vivienda tiene que tener contratado un seguro que cubra el continente, la responsabilidad civil y el contenido de su propiedad, en caso de tenerlo.  

Tú, como inquilino/na, no tienes la obligación de contratar un seguro de hogar para el contenido de tu propiedad y la responsabilidad civil, pero es muy recomendable por los motivos ya apuntados: la responsabilidad civil, los daños materiales por accidentelos robos y los incendios.  

Otras coberturas de tu seguro del hogar que no conocías  

Además de los 5 motivos que hemos repasado para contratar un seguro del hogar, hay otras razones que encontramos si leemos bien la letra pequeña de este tipo de pólizas.   

Hay muchas coberturas que no esperas encontrar en el seguro del hogar, pero seguro que te serán muy útiles. Aun así, tienes que saber que el alcance de las prestaciones dependerá de cada compañía y, por supuesto, del tipo de seguro contratado.  

Robos fuera de casa: tu seguro cubre los objetos que puedan haberte robado fuera de casa, excluyendo hurtos.  

Tarjetas de crédito: el uso fraudulento de tus tarjetas de crédito es otra cobertura que tu seguro del hogar puede ofrecerte.   

Niños/as: si tu hijo/a jugando provoca un desperfecto en la vivienda de alguno/a vecino/na, el seguro cubriría los costes de la reparación.  

Mascotas: si tu perro, por ejemplo, muerde alguien por la calle o provoca algún desperfecto, tu seguro del hogar correría con los gastos.   

Bricolaje: casi la mayoría de los seguros del hogar ofrecen servicios de reparaciones y ayuda con bricolaje. Suelen estar limitados a dos visitas por año y a dos/tres horas de mano de obra.  

Actos vandálicos: el coste de arreglar los desperfectos que otras personas causen en tu vivienda, como pintadas en la fachada o rotura de cerraduras, muy posiblemente los cubre tu póliza del hogar.  

Asistencia informática: si tienes problemas con tu ordenador, tableta o smartphone, tu seguro del hogar pondrá a tu disposición un profesional informático porque te ayude, paso a paso, para hacer que todo funcione correctamente.  

• Defensa jurídica: si alguna vez te ves involucrado en un juicio o conflicto relacionado con tu inmueble, tu seguro del hogar cubriría todos los gastos de abogados y procurador, así como la gestión de la defensa.  

El seguro de hogar que necesitas  

En Serpreco, la correduría de La Mutua de los Ingenieros, tenemos el mejor seguro para tu casa. ¡No exageramos! Tu vivienda está cubierta, pase el que pase.  

Descubre ahora el mejor seguro para tu hogar ahorrando un 30%.